¿Quién ganó, quién perdió?, en el segundo debate presidencial en Tijuana

#Los4candidatos

¿Quién ganó, quién perdió?, en el segundo debate presidencial en Tijuana

El pasado domingo más de 12 y medio millones de mexicanos encendieron sus televisores para ver y escuchar a los cuatro candidatos a la presidencia de México, más otros 4 millones en las plataformas digitales de YouTube, Twitter y Facebook.

Al término de la misma, celebrada en el campus de la Universidad Autónoma de Baja California en Tijuana, cada uno de los aspirantes se declaró triunfador del debate, y puede decirse que de algún modo cada quien tenía razón.

Durante el debate, el primero organizado por el INE con formato de participación ciudadana haciendo las preguntas que iniciaron cada ciclo de respuestas, con intervención de los moderadores del mismo, los candidatos se enfrentaron más en el terreno de los adjetivos y las acusaciones mutuas que en el de las propuestas de gobierno.

El debate fue dirigido al sector de votantes indecisos, perfil de los invitados a hacer las preguntas, en una ronda de respuestas en las que destacó la crítica unánime contra Donald Trump y la defensa de México contra el trato humillante hacia México de parte del presidente de Estados Unidos.

En el debate José Antonio Meade superó las expectativas del público con un desempeño más agresivo hacia Anaya y AMLO, al primero al replicar que su familia vive en Atlanta pidiéndole a AMLO que no le compare con el panista, y al ‘Peje’ con la frase “que quede en tu conciencia”, al dejarle los nombres de personajes de su campaña con sucios pasados.

Anaya fue el que más agresivo se mostró contra AMLO, repitiendo la fórmula que le resultó en el primer debate, bien preparado con datos y fotografías, aunque le salió el tiro por la culata en el momento en que se acercó a AMLO, quien lo atajó con buenos reflejos respondiendo “sí, pero deja cuidar mi cartera”, momento hilarante que desconcertó a Anaya y causó sin número de memes en las redes sociales.

AMLO por su lado pasó al ataque al señalar a Anaya y Meade como “representantes de la mafia del poder”, y a Anaya lo llenó de adjetivos como "cAnaya, canallita", "mentiroso", "demagogo", "corrupto", "engaña tontos", y al aceptar el buscapiés de ‘El Bronco’ de ‘abrazar’ a sus contrincantes.

El Bronco, fue de nueva cuenta la nota de color del debate, que aunque hizo alguna declaración fuerte como la de expropiar el Banco de México, no tuvo mucha resonancia pues no lo toman muy en serio.

En las encuestas de salida, y en las intenciones del voto, aunque se esperaba que éste fuera el debate decisivo, no mostró cambios significativos en las preferencias de los votantes lo que a la larga favorece mejor a López Obrador, quien es su participación final terminó confiado en su triunfo del 1 de julio “Sonríe, vamos a ganar. ¡Viva México!”.

 

Fuente: hermandad mx

Foto: A cuadro, hermandad mx